La caída del mercado de criptomonedas y la transición de Ethereum a un sistema proof-of-stake (PoS) ha afectado duramente a los mineros. A finales de septiembre, la empresa de minería de criptomonedas Compute North se declaró en quiebra, con una deuda pendiente de pago de US$500 millones a, al menos, 200 acreedores.



Source link